Hemos reinventado el sueño de vivir en la playa

April 23, 2021

Mucho antes de que se pusiera de moda el sueño de vivir junto al mar, la costa de Yucatán ya era un paraíso. Antiguamente habitadas por mayas, hoy estas playas continúan siendo un lugar encantador para vivir, en su mayoría conformadas por coloridos pueblos pesqueros, residencias vacacionales de lujo y kilómetros de arena que corren paralelos al mar donde se funden con el cielo. A pocos minutos de esta paradisíaca postal, se materializan desarrollos residenciales como Playales, que volverán la vida una experiencia 5 estrellas inmersa en la naturaleza.

Imagina un hogar integrado con el entorno de forma armónica, diseñado para que su belleza sea percibida por todos tus sentidos. Calles limpias y ordenadas, paisajes naturales que te acompañan y una amplia gama de espacios que te permiten desarrollar una vida en comunidad.

Empieza el día sacando a caminar a tu perro, las brechas están diseñadas para que la naturaleza te rodee al caminar. En tu paseo podrás encontrar residentes practicando yoga, andando en bicicleta y disfrutando de un encantador día soleado.

Al centro de este oasis se encuentra la casa club, un recinto que te espera con gimnasio y canchas de pádel para mantenerse en forma, pero como la paz interior también es importante, igual cuenta con actividades relajantes, como un tratamiento en el spa o un baño en la piscina. Pero eso no es todo, el mar se encuentra a sólo minutos... Piensa en las opciones ilimitadas que la tarde te brinda viviendo en Playales.  

Como residente de Playales podrás disfrutar de Coraletta Wave House; un club de playa empapado con lo más destacado de la arquitectura, moda, diseño e interiorismo; que junto al profundo deseo por reflejar la belleza de la playa de Yucatán, dan como resultado un lugar perfecto para gozar con los pies en la arena. La terraza podría convertirse fácilmente en tu lugar favorito por su vista y ventilación natural, no te pierdas el atardecer desde la infinity pool.

Dependiendo del clima o ánimos podrías disfrutar de mañanas de pesca, buceo, tardes de kitesurfing o kayakeo. Sí el día está soleado, llevara los niños a dar un paseo en lancha o moto acuática, a recorridos ecoturísticos en los manglares cercanos, aunque también habrá días en los que sencillamente querrás acostarte en un camastro y disfrutar del atardecer.

Playales ofrece mucho más que un alto diseño y una ubicación privilegiada. Este es un espacio privado que se siente como casa, al que se puede volver una y otra vez, maravillándote en cada ocasión. Esta es una invitación a vivir en equilibrio con la naturaleza, sin sacrificar comodidades, así como un nivel de servicio y experiencias.