Herencia Maya: Hanal Pixán

October 28, 2021

En Yucatán también somos fanáticos de las fiestas de finales de octubre, pero no por Halloween al igual que el resto del mundo, o por Día de Muertos como en otras partes de México, aquí tenemos nuestra propia celebración, un ritual que nos fascina porque el Hanal Pixán lo llevamos en nuestro ADN, desde la época de los mayas. Si eres de otro estado, te invitamos a conocer en los siguientes renglones un poco más de esta colorida celebración.

¿Qué es Hanal Pixán?


Hanal Pixán en maya significa literalmente “comida de las almas”, es una celebración que tiene lugar en pueblos y ciudades de Yucatán, a través de la cual recordamos a nuestros fieles difuntos, pero no de una forma triste, sino como toda una fiesta llena de color y comida exquisita, nuestra creencia es que durante estos días las ánimas regresan en peregrinación del más allá para compartir la mesa con nosotros. ¡Amamos el Hanal Pixán! ¿y cómo no hacerlo?... Aquí te damos 5 razones:

1. Hanal Pixán es prácticamente el único ritual con raíces mayas que seguimos celebrando vivamente en Yucatán año con año, mantenerlo con vida es un orgullo.

2. Un día de fiesta está bien, ¡pero Hanal Pixán dura tres días! Todo comienza el 31 de octubre con la celebración de los niños, el primero de noviembre es el día de los adultos difuntos y al día siguiente se acostumbra celebrar el día de todos los santos.

3. El Pib o Mucbipollo es el auténtico alimento ritual que se ofrenda a las almas y el platillo central en esta celebración. En esencia es un tamal gigante, pero en vez de ser preparado en una olla a vapor, se cocina a la vieja usanza maya, enterrado y a la leña, lo cual deja la masa crujiente por fuera y bien cocida por dentro, debe llevar espelón y en el interior un guiso preparado con puerco, pollo y especias. Al momento de hornearlo es envuelto en hojas de plátano.

4. Es bonito ver como los altares y las ofrendas decoran las casas, locales comerciales, escuelas y calles, en ellos puedes encontrar los alimentos, bebidas y dulces que gustaban a los difuntos en vida, así como sus fotos. El altar yucateco debe tener una cruz verde, además de jícaras con agua porque las ánimas vienen sedientas, velas para iluminar su camino y flores para que huela bonito.

5. Es un buen pretexto para usar tu guayabera o tu hipil, es común ver durante estos días a niños y grandes usando los trajes tradicionales de Yucatán.

El Hanal Pixán es un hermoso vestigio de la cosmología maya y una evidencia de nuestro origen mestizo, pues a pesar de ser una fiesta de origen maya las costumbres que lo rodean fueron sufriendo cambios con la llegada de los españoles, e incluso hoy se sigue enriqueciendo como con la reciente moda de pintarse la cara de catrina o pibes con rellenos que salen de lo tradicional, como de relleno negro, castacán o cochinita. Esta festividad es una más de las razones por las que nada se compara con vivir en Yucatán, y si añoras una vida en esta tierra, entonces debes enviarnos un mensaje.