El cacao y la miel de Yucatán, tradición y herencia.

November 11, 2021

Los mayas son la cultura más representativa de la época prehispánica al sur de México y parte de Centroamérica, el estudio de su pasado ha sorprendido al mundo gracias a su arquitectura, tradiciones, gastronomía y algunos otros aspectos peculiares que trascienden hasta el día de hoy, como su gusto por la miel y el cacao, que, si bien no son la base de su alimentación, son productos que han creado afición al grado de alcanzar un grado divino.

 El cacao tenía gran valor para los mayas, para empezar, fue utilizado como moneda, siendo un elemento de intercambio comercial en gran parte de territorio, además de ser pieza clave en la preparación de comidas y bebidas. El registro arqueológico de cacao más antiguo hasta la fecha se remonta a 2,600 años atrás. En la era maya el área estaba salpicada de “rellojadas”, cenotes que estaban completamente secos o que contenían poca agua. Estos se consideraban ideales para el cultivo de cacao porque mantenían un microclima que proporcionaba sombra, humedad y los nutrientes necesarios para un buen crecimiento del cacao.

El cacao fue utilizado en bebidas de distintos sabores según la preparación que van desde lo amargo, mezclado con frutas, de sabor dulce o incluso picante al combinarse con chile, por ejemplo, Diego de Landa describe que los mayas crearon una bebida hecha de cacao que se combinaba con masa de maíz. Su espuma se consideraba exquisita y de alto privilegio siendo utilizada en rituales y ceremonias de la élite.

Por otra parte en Yucatán se consume un tipo de miel muy especial, la miel melipona, misma que proviene de una abeja sin aguijón, cuyo nombre en maya es Xunán-Kab, y solo habita en la Península. Es muy apreciada ya que es la polinizadora por excelencia de las selvas tropicales de esta zona y por lo tanto su miel proviene de flores de las selvas yucatecas.

La miel melipona ha sido fundamental para la civilización maya, desde hace más de 3,000 años, además de su suave dulzor, y exquisito sabor floral, descubrieron sus enormes efectos curativos, ya que la abeja melipona llega a absorber mayor número de nutrientes de las flores y plantas. Desde entonces, ha sido el medicamento natural utilizado hasta la fecha por chamanes y curanderos mayas, para tratar las enfermedades de vías respiratorias, ojos, oídos e incluso para recuperaciones post parto. También la han considerado el elixir con el que endulzan las bebidas sagradas como el balché, presente en ceremonias y rituales.

Los mayas ya eran expertos en “mixología”, ellos mezclaban chile, miel y cacao, obteniendo la bebida que actualmente conocemos como chocolate caliente, y que en lengua maya se conocía como “xocolatl” o “la bebida de los dioses”. De esta misma forma Grupo GEA mezcla las mejores ubicaciones con productos de calidad para ofrecer un estilo de vida sin igual en Yucatán, si estás pensando en comenzar una vida aquí, envíanos un mensaje.